martes, 19 de octubre de 2010

La caprichosa pasividad de la Delegación de Pesca


Nuevamente, ha sucedido, hace apenas tres semanas un compañero de trabajo de nuestra Asociación de Mariscadores ha sido denunciado, por los agentes del Seprona como si fuera un vulgar delincuente, por realizar su trabajo, el motivo una vez mas no es otro que el de carecer de la acreditación que la Delegación de Agricultura y Pesca de Cádiz le debería de haber facilitado sin embargo se le ha denegado sencillamente porque éste organismo aún no ha actualizado el cupo de licencias atribuidas a esta zona (incumpliendo con ello sus propias normas, que exigen la actualización del cupo de las 183 licencias asignadas a la provincia de Cádiz desde el pasado día 1 de junio de 2010 fecha en la que deberían estar actualizadas) debiendo, en consecuencia haber revocado las licencias inactivas por falta de actividad o por incumplimiento de obligaciones con la Seguridad Social.

En su lugar, la indolencia y cuando menos la caprichosa pasividad de la Delegación de Pesca, ha situado a nuestro compañero al margen de la legalidad, como un proscrito, simplemente por realizar su trabajo y habérsele negado desde la Delegación Provincial la posibilidad de regularizarse administrativamente, olvidando que esta falta de actuación al no abrir los cupos recae directamente en personas con hijos y cargas familiares, realmente afectadas por la actual crisis, que se ven sometidas a un estado de necesidad que les aboca a realizar un trabajo que les puede permitir sostener dignamente a sus familias.

No deja de ser paradójico que desde la Presidencia de la Junta de Andalucía, Griñan, abogue por la generación de empleo sostenible y el Delegado provincial desatienda estas peticiones que implican creación neta de empleo el alta como mariscador en el Régimen especial de trabajadores del mar.

Resulta de todo punto incomprensible para nuestra asociación la actitud de la Delegación de Pesca en Cádiz que se ha permitido dar la espalda en numerosas ocasiones a un sector de enorme futuro pues además de su probada rentabilidad económica posee una rentabilidad social innegable que debería ser tenida en cuenta por un representante de los intereses públicos.

Sin ánimo de personalizar ni de hacer juicios de valor temerarios, tenemos que recordar, a titulo ilustrativo algunas de las actuaciones de esa Delegación con respecto a nuestra asociación en este año:

1º Nuestra asociación se dirigió al delegado provincial para participar en la elaboración de la normativa a la que estamos haciendo referencia sin embargo no se nos tuvo en cuenta a la hora de determinar el cupo de licencias, suponemos que tal dato es indiscutible dado que se debería fundamentar en los informes científicos disponibles, por ello nuestra asociación, en uso del derecho de participación que nos reconoce la ley solicitó el pasado tres de junio copia de dicho informe, nombre de la persona o entidad científica que lo ha realizado así como su coste y forma de contratación… Sin respuesta.

Nuestra asociación se pregunta ¿Donde están las licencias que ha incrementado la nueva orden con respecto a la anterior?

2º Igualmente esta Asociación se ha dirigido al representante de la Delegación Provincial el pasado día 17 de junio para denunciar las condiciones de uso y funcionamiento de la actual depuradora del marisco denunciando las continuas averías y problemas para la correcta depuración así como el posible conflicto de intereses con la empresa adjudicataria, solicitando en consecuencia copia del convenio suscrito con expresión de su presupuesto... Sin respuesta.

3º La asociación de mariscadores se constituyó para dar voz a un colectivo de trabajadores que se encuentra en situación fronteriza con la marginalidad social, porque creemos firmemente que esta situación puede ser invertida, se ha propuesto a la Consejería competente ayuda para la creación de la infraestructura necesaria para sostener la actividad de forma ecológica, y conseguir recuperar el valor añadido que supone la depuración y venta directa a los mercados del producto de nuestro trabajo sin embargo siempre nos hemos encontrado, o bien con una respuesta negativa o bien se nos ignora, sin concedernos ni siquiera el derecho a ser oídos. Se ha pedido asesoramiento técnico para la instalación de la Planta Depuradora y para la de Criadero de marisco, contestándonos “que ni la Delegación ni la empresa DAP S.A. están para estas cosas”

Resulta cuando menos desconcertante que la persona que tiene la obligación de atender a este sector se coloque de perfil como si la cosa no fuera con el, mientras que otras instituciones, como el Ayuntamiento de San Fernando, la Delegación Provincial de Empleo de la propia Junta, o la Diputación Provincial de Cádiz, ya han prestado apoyo directo a nuestro proyecto. Sin duda parece estar fuera de lugar la posición de la Delegación en este asunto, pues recuerda a épocas remotas en las que el señor feudal imponía sus normas por mero capricho o interés colocando sin ninguna justificación a los siervos fuera de la ley considerándolos proscritos cuando intentaban ganar sus sustento.

Pero hoy en día, lo que en realidad esta proscrito es el feudalismo que permitía que personas sin ningún merito ni capacidad decidieran por si solas sobre la vida y el futuro de los demás. Es incomprensible que haya personas que se eternicen en cargos públicos sin mas merito que la fidelidad a organizaciones privadas sin ninguna aportación al interés de la sociedad.
El tancredismo no puede ser un merito para desempeñar, sine die, una responsabilidad publica.

Esta asociación ignora donde se dan los carnets y cuales son los cupos para la existencia de estos políticos, pero si sabemos que esta situación no puede seguir así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada