jueves, 17 de junio de 2010

Mariscadores de entre 40 y 60 años se ven obligados a correr ...


Mariscadores de entre 40 y 60 años se ven obligados a correr de los agentes del Seprona, como en las mejores escenas de la época franquista.

La semana pasada, muchos mariscadores de la bahía se han visto obligados a salir corriendo de los agentes del Seprona para evitar las multas, y todo en virtud de una Ley del 2008, modificada a primeros del 2010, absurda, sin pies ni cabeza, redactada desde los despachos por técnicos que desconocen la realidad de la profesión y mucho menos el entorno medioambiental donde ejercemos nuestro trabajo y que obliga a los mariscadores a trabajar fuera de esa Ley por la imposibilidad de cumplirla, porque si no ganan para comer, menos aún para seguridad social, alta como autónomo y sanciones; Ley para la que nunca han tenido en cuenta nuestras aportaciones, sugerencias y denuncias.

La solución a esta situación está precisamente en oír y atender a los mariscadores y en la ejecución de nuestro Proyecto, que “normalizaría” y dignificaría nuestra profesión al tiempo que crearía puestos de trabajo estables y garantizaría la comercialización y el consumo con los controles sanitarios necesarios.

Se da la circunstancia de que algunos mariscadores han querido normalizar su situación y han solicitado el carnet durante el 2009, les dijeron que hasta enero del 2010 no podrían solicitarlo y actualmente que hasta octubre y se lo siguen denegando; Resulta paradójico que un compañero de nuestra asociación posee dicho carnet desde hace quince años, que nunca ha tenido problemas para su renovación y por primera vez, este año, aún no se lo han renovado, a pesar de haberlo solicitado en tiempo y forma, lo que contradice el espíritu de la Ley en vigor y las supuestas obligaciones de los responsables de su cumplimiento.

Por lo que nos volvemos a preguntar si
¿Puede ser que lo que está sucediendo, es una formula para impedir que los mariscadores se organicen y legalicen su situación?

¿Puede ser un intento de frenar la lucha de “Virgen del Carmen?.

Por otro lado, tenemos constancia de que otras asociaciones y empresas que también dependen de la misma normativa y administraciones, han recibido en cuatro años hasta dos millones de euros en subvenciones y alguna, dedicada al cebo vivo, han percibido hasta 300.000 euros en tres años, sin que esto suponga que antes y después de este periodo no hayan percibido otro tipo de ayudas, y sin que exista constancia de los puestos de trabajo que hayan podido crear, ayudas económicas de los mismos fondos europeos que a nosotros nos han denegado.

Nuestra asociación, sigue solicitando reuniones con los responsables, sigue solicitando ayuda técnica, sigue solicitando “el estudio” por el que se limitan los carnets y que no consta en la Ley, y seguirá con cuantas actuaciones sean pertinentes hasta conseguir nuestros objetivos, trabajar con dignidad y vivir con dignidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada